La tierra aún se mueve

The Earth Still Moves

La tierra aún se mueve
January 25, 2017 Difusion

La Tierra aún se mueve
The Earth Still Moves

México | 2017

68’ | HD | Color

Dirección
Edición
Pablo Chavarría Gutiérrez

Fotografía
José Luis Arriaga

Sonido
Gerardo Villareal

Música
Julio Torres

Reparto
Eli Zavala, Susana Herrera, Alejandro Alva

Filmografía selecta

La tierra aún se mueve (The Earth Still Moves) (2017), Las letras (The Letters) (2015), Alexfilm (2015), El resto del mundo (The Rest of the World) (2014),  Tapetum Lucidum (2013),  Terrafeni (2012).

Reseña
Por Roger Koza

La cita de Jean Epstein al comienzo y, sobre todo, la última oración (“La unidad de lo que mueve y de lo que es movido, la ubicuidad de la vida misma…”) sitúan al film en un paradigma cinematográfico que no es narrativo sino perceptivo. Chavarría Gutiérrez intenta filmar dos movimientos: el de los que están en la Tierra y el de la propia esfera que flota en el espacio. Lo primero es posible, lo segundo se infiere. En otra cita —sin referencia pero en consonancia con la primera— que no se lee sino que es dicha por la voz de un niño, se afirma: “La tarea del cineasta se parece a la de Planck: encontrar materia oscura que puede deducirse de lo visible”. He aquí dos ambiciosas declaraciones poéticas que un cineasta lanza a su público.

La organización física del film consiste en algunos motivos que se repiten (en distintas velocidades) y reverberan a la distancia sugiriendo signos más poéticos que filosóficos, más sensoriales que narrativos: un hombre camina en la calle; una mujer mira desde una ventana; en una ruta, de noche, se ve pasar un auto y a veces a un hombre que se desplaza en dirección contraria. Hay también varios pasajes en los que se descubren animales, plantas y rocas en primerísimos planos que eclipsan el reconocimiento. En otros segmentos solamente se perciben hombres, perros y tortugas. Lo que tiene en común todo aquello que está frente a cámara es que se mueve. El desplazamiento es la condición de lo viviente y los seres se definen en la duración; Chavarría Gutiérrez trata de registrar ese perpetuo devenir.

Si el movimiento es el tema del film, entonces la percepción no puede ser fijada. La inestabilidad es aquí la otra dimensión de lo real. Es por eso que por momentos la propia naturaleza de la imagen adquiere pliegues y se menea imitando un poco el movimiento del agua. Por su parte, la materia sonora reniega de la sincronía con la imagen. El sonido es otro movimiento, más misterioso aún que la imagen.

La síntesis es inevitable: el cine es el arte del movimiento.

Ver trailer

Proyecciones